Editor

El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado la convocatoria de subvenciones destinadas a paliar el impacto económico que la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 está teniendo en los trabajadores autónomos y microempresas con domicilio fiscal y actividad económica o profesional en Gran Canaria.
Concretamente, podrán beneficiarse de este paquete de subvenciones, que cuenta con un presupuesto de 11,5 millones de euros, los autónomos y microempresas que hayan visto suspendida su actividad económica durante el estado de alarma, o que hayan sufrido una reducción de al menos el 40% de su facturación en el mes de abril de 2020, en comparación con el mismo mes del año anterior.

Tras seis meses de trabajo desarrollando sus modelos de negocio en pleno periodo de alarma sanitaria, las empresas i-Hotels, RoundRoute y SmartLeaf, se han alojado y continúan su andadura desde el espacio de co-working situado en el Parque Científico Tecnológico de la ULPGC, gracias a los incentivos otorgados por ser los tres mejores proyectos desarrollados en el Programa de Aceleración RetaTLab Turismo, de acuerdo con el dictamen del tribunal internacional formado por representantes de los socios del proyecto.

Red.es, entidad adscrita al Ministerio de Asuntos Económico y Transformación Digital, ha aprobado el programa de ayudas a la financiación de Tecnologías Habilitadoras Digitales. Este programa se enmarca dentro de la Acción Estratégica Economía y Sociedad Digital (AEESD), antiguo AVANZA, y tiene por objetivo contribuir a cumplir con los objetivos del Plan estatal de investigación científica y técnica de innovación 2017-2020 en el ámbito de la digitalización de empresas. La convocatoria permanecerá abierta del 1 de agosto al 1 de octubre de 2020.

Desde hace algunos años los drones se imponen como herramienta indispensable de trabajo en el rescate de personas, en la supervisión de infraestructuras, en el apoyo a la extinción de incendios, en agricultura o en la medición de terrenos para la realización de cartografías. Poco a poco, se está produciendo una revolución tecnológica en la que las aeronaves no tripuladas -que van desde modelos de pocos gramos hasta varias toneladas de peso-, han aumentado las capacidades humanas para abarcar fácilmente grandes espacios abiertos, o para acceder a puntos concretos desde el aire sin necesidad de costosas instalaciones.